Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Albondigas caseras

PARA LAS ALBÓNDIGAS
  • 500 g de carne de ternera picada
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 1 trozo de pan duro
  • Leche
  • Perejil
  • Harina
PARA LA SALSA
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • Azafrán o colorante (si usas colorante, 1/2 cucharada de pimentón dulce)
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • 2 vasos de agua
  • 1 cucharada de harina
Junta en un bol la carne de ternera y añádele ajo y perejil muy picados. Quita la corteza al pan y moja la miga en leche, échala al bol, bate un poco el huevo y súmalo a la carne, salpimenta y amasa hasta que esté todo muy bien ligado. Tapa con papel film y déjala reposar cuarto de hora en la nevera.
Forma las albóndigas con las manos (puedes ayudarte para elegir las raciones con un sacabolas de helado), rebózalas bien de harina y fríelas en una sartén con aceite bien caliente. Cuando estén doradas, sácalas y deposítalas sobre papel de cocina para que se absorba el aceite sobrante. Pásalas a una cazuela de barro donde no estén muy apretadas.
En el mismo aceite, rehoga la cebolla cortada muy fina y, cuando empiece a dorarse, espolvorea una cucharadita de harina y el colorante o el azafrán diluido en un poco de vino  (si no usas azafrán, échale media cucharadita de pimentón). Remueve bien sin que se te queme la harina y el pimentón. Añade el vaso de vino, el agua y el laurel. Deja hervir unos diez minutos a fuego medio.
Vierte la salsa sobre las albóndigas y pon a cocer a fuego lento durante unos 20 minutos removiendo de vez en cuando. Cuando creas que están en su punto, rectifica de sal y pimienta.